Parque Natural Los Alcornocales

CÁDIZ Y MÁLAGA – El gran alcornocal: una isla verde y húmeda en la árida Andalucía.

Hyla meridionalis Andalousie
phylloscopus bonelli Cádiz
davallia canariensis Los Alcornocales
Circaetus gallicus Málaga

Bosques de alcornoques

Río salvaje

Clima subtropical

Canutos y laurisilva

Castillos medievales

Los Alcornocales es una de las áreas naturales protegidas más grandes de España, con más de 167 000 ha (1 670 km²). Ubicada en la comarca del Campo de Gibraltar, al norte de Algeciras y del Estrecho de Gibraltar, al sur de la Sierra de Grazalema y al oeste del municipio de Cortés de La Frontera en la provincia de Málaga. Este inmenso territorio no contiene un centro urbano significativo en su corazón pero esta encerrado por 18 municipios periféricos que incluyen unos 400 000 habitantes. La carretera Los Barrios – Jérez es la principal infraestructura humana que separa los relieves montañosos de media montaña de la Sierra del Aljibe punto culminante con 1 092 metros y la Sierra del Picacho.

El parque está cubierto principalmente por alcornoques (Quercus suber), una especie autóctona que da nombre al espacio natural y que se ve muy favorecida por la roca de arenisca dominante (arena compactada y cementada por la diagénesis). La capital tradicional del corcho es Cortés de La Frontera, donde se puede visitar un museo que nos instruirá sobre el aprovechamiento del alcornocal y sus problemáticas. En la época de la recolección del corcho veremos los árboles que exponen la parte interna del tronco, de una coloración rojo anaranjado muy llamativa.

Los Alcornocales, Castillo de Jimena de La Frontera

El Castillo de Jimena aguarda los tesoros del gran bosque del parque natural de Los Alcornocales.

Quercus suber, alcornoque descorchado, rojo

El poder evocador de los alcornoques recién descorchados.

Rhododendron ponticum, canutos

El frescor encarnado de los rododendros béticos entre los helechos: hojas jóvenes brillantes y grandes flores atractivas.

Río mediterráneo salvaje

El río Hozgarganta en Jimena, ultima frontera de la vida salvaje en los ríos ibéricos.

El clima en este espacio es mediterráneo atlántico, con una influencia marina muy pronunciada cerca de la costa, donde el fenómeno de “barbas del Levante” provoca lluvias horizontales y condiciones húmedas similares a un clima subtropical. En los arroyos, llamados “canutos“, por ejemplo, en el Río de La Miel, hay una exuberante vegetación de laurisilva, con laureles nobles (Laurus nobilis), rododendros béticos (Rhododendron ponticum ssp. baeticum), alisos glutinosos (Alnus glutinosa) y helechos raros. A pocos metros de distancia, áridos matorrales mediterráneos ocupan los terrenos. En las alturas aparecen rocas desnudas, suelos pobres y brezales de brezos mediterráneos. En las cumbres, tan cerca del Estrecho de Gibraltar, las rapaces migratorias pasan durante las temporadas de migración.

Otro río, el salvaje río Hozgarganta, cerca del municipio de Jimena de la Frontera, ofrece hábitat para libélulas en peligro de extinción, como la libélula espléndida Macromia splendens. También se puede encontrar la espectacular mariposa monarca (Danaus plexippus).

Finalmente, destacar una cueva, el Tajo de las Figuras, cerca de Benalup, que data del período neolítico y es famosa por sus representaciones de arte rupestre (Arte sureño), aves, mamíferos y figuras antropomórficas.

Organizamos tours de vacaciones en la naturaleza para disfrutar de Los Alcornocales.

Nota. Una amenaza, llamada “la Seca”, se cierne sobre estos bosques. Se trata de la acción combinada del cambio climático, una presión demasiado densa de grandes herbívoros y de patógenos está causando un grave problema de mortalidad y degeneración de los alcornoques.

Para descubrir este inmenso bosque, más de una veintena de senderos han sido autorizados por el gobierno regional, pero distantes entre sí y bastante variables en longitud y dificultad. Para los amantes del senderismo, tenga en cuenta que las etapas del GR7 tienen una duración desigual entre Tarifa y Montejaque (150 km).

Los Alcornocales es una de las áreas naturales protegidas más grandes de España, con más de 167 000 ha (1 670 km²). Ubicada en la comarca del Campo de Gibraltar, al norte de Algeciras y del Estrecho de Gibraltar, al sur de la Sierra de Grazalema y al oeste del municipio de Cortés de La Frontera en la provincia de Málaga. Este inmenso territorio no contiene un centro urbano significativo en su corazón pero esta encerrado por 18 municipios periféricos que incluyen unos 400 000 habitantes. La carretera Los Barrios – Jérez es la principal infraestructura humana que separa los relieves montañosos de media montaña de la Sierra del Aljibe punto culminante con 1 092 metros y la Sierra del Picacho.

El parque está cubierto principalmente por alcornoques (Quercus suber), una especie autóctona que da nombre al espacio natural y que se ve muy favorecida por la roca de arenisca dominante (arena compactada y cementada por la diagénesis). La capital tradicional del corcho es Cortés de La Frontera, donde se puede visitar un museo que nos instruirá sobre el aprovechamiento del alcornocal y sus problemáticas. En la época de la recolección del corcho veremos los árboles que exponen la parte interna del tronco, de una coloración rojo anaranjado muy llamativa. Una amenaza, llamada “la Seca”, se cierne sobre estos bosques. Se trata de la acción combinada del cambio climático, una presión demasiado densa de grandes herbívoros y de patógenos está causando un grave problema de mortalidad y degeneración de los alcornoques.

El clima en este espacio es mediterráneo atlántico, con una influencia marina muy pronunciada cerca de la costa, donde el fenómeno de “barbas del Levante” provoca lluvias horizontales y condiciones húmedas similares a un clima subtropical. En los arroyos, llamados “canutos“, por ejemplo, en el Río de La Miel, hay una exuberante vegetación de laurisilva, con laureles nobles (Laurus nobilis), rododendros béticos (Rhododendron ponticum ssp. baeticum), alisos glutinosos (Alnus glutinosa) y helechos raros. A pocos metros de distancia, áridos matorrales mediterráneos ocupan los terrenos. En las alturas aparecen rocas desnudas, suelos pobres y brezales de brezos mediterráneos. En las cumbres, tan cerca del Estrecho de Gibraltar, las rapaces migratorias pasan durante las temporadas de migración.

Otro río, el salvaje río Hozgarganta, cerca del municipio de Jimena de la Frontera, ofrece hábitat para libélulas en peligro de extinción, como la libélula espléndida Macromia splendens. También se puede encontrar la espectacular mariposa monarca (Danaus plexippus).

Descubrir el parque no es fácil, el enorme bosque esconde fácilmente puntos de interés. Más de veinte senderos han sido autorizados por el gobierno regional para andar por el parque natural, pero están lejos unos de otros y son bastante variables en longitud y dificultad. Asimismo, las etapas del GR 7 que lleva de Tarifa a Montejaque (150 km) son de longitud desigual.

Finalmente, destacar una cueva, el Tajo de las Figuras, cerca de Benalup, que data del período neolítico y es famosa por sus representaciones de arte rupestre (Arte sureño), aves, mamíferos y figuras antropomórficas.