Parque Natural Sierra de Grazalema

CÁDIZ Y MÁLAGA Una montaña mediterránea de prestigio y una excelente base para el ecoturismo.

Pyrrhocorax pyrrhocorax Andalucía
Ophrys speculum Grazalema
Gyps fulvus Andalucía
Capra hispanica Grazalema

Montaña caliza

Pueblos blancos

Pinsapos

Cabras payoyas

Buitres leonados

La Sierra de Grazalema es la gran montaña de la Cordillera Bética occidental (Pico Torreón, 1 648 m) y la más accesible desde las ciudades de Sevilla, Cádiz, Jerez, Gibraltar y, por supuesto, la vecina Ronda. Esta condición explica su enorme popularidad desde la época de los viajeros románticos y de los primeros exploradores naturalistas del siglo XIX hasta nuestros días. El área del Parque Natural abarca más de 50 000 ha (500 km²) y tiene una densa red de senderos, lo que permite realizar caminatas muy hermosas por la Sierra.  

El conjunto de montañas de piedra caliza domina las llanuras de la depresión del Guadalquivir y las marismas del Parque Nacional de Doñana. Grazalema ha sido el primer parque natural declarado en Andalucía en 1984, y por tanto uno de los más prestigiosos y visitados.

La sierra es la zona más famosa por la presencia del pinsapo (Abies pinsapo), abeto andaluz que se adapta esencialmente a un ecosistema húmedo, sombreado y fresco. Esto significa que la distribución de la especie está limitada por el clima mediterráneo tórrido de Andalucía. Las medidas del Instituto Meteorológico Nacional han forjado la leyenda de Grazalema como uno de los puntos con precipitaciones más elevadas en la Península Ibérica. Es cierto que la estación meteorológica local recibe en algunos años más de 2 000 mm de lluvia, pero es un resultado limitado a un área muy pequeña, un estanque en el desierto. El hecho es que el bosque de Pinsapos solo crece en la ladera norte de la Sierra del Pinar y que es necesario solicitar autorización al parque para acceder a él.

pueblo blanco en el Parque Natural Sierra de Grazalema

El San Cristóbal relieve emblematico del Parque Natural Sierra de Grazalema coronando su pueblo blanco.

cono, rojo, abeto, pinsapo

Los conos masculinos de los abetos contienen el polén (aunque los botánicos no los llaman ‘flores’).

Macizo de Líbar, el Republicano

El macizo de Líbar, un área natural tan desconocido como atractivo de la Sierra de Grazalema y cuna de la raza caprina Payoya.

Cabras payoyas, Cabra payoya

Las cabras de la Serranía de Ronda reciben el nombre de payoyas (Villaluenga del Rosario), montejaqueñas (Montejaque) o cortesanas (Cortes de la Frontera).

Grazalema es sobre todo un pueblo blanco, extremadamente encantador y agradable de visitar, refugio para viajeros y bandoleros, muy popular entre los andaluces. Ubicado a pie de un acantilado, dominando el valle agrícola del Guadalete y rodeado de picos y rocas, es uno de los hermosos pueblos blancos de Andalucía que ha logrado preservar su autenticidad y tranquilidad. Punto de partida para excelentes caminatas, campamento base ideal para el ecoturismo, especialmente por la calidad de sus servicios. No olvidemos los otros pueblos o zonas menos conocidos e igualmente espectaculares del parque, como el macizo de Líbar (provincia de Málaga).

El parque alberga una colonia muy importante de buitres leonados (Gyps fulvus), el animal estrella, que no puede faltar durante una visita. Tampoco es raro observar la cabra montés (Capra pyrenaica hispanica), una especie endémica, a menudo discreta pero localmente abundante. También es presente una especie muy rara, un endemismo ibero-magrébi, la amapola de Grazalema (Papaver rupifragum), de un bonito color naranja y, entre las lepidópteros merece la pena destacar la mariposa fritillaria andaluza (Melitaea aethiere), una especie amenazada cuyas mejores poblaciones en Andalucía se encuentran en el Parque Natural Sierra de Grazalema.

Finalmente, es necesario señalar la importancia del pastoralismo para la conservación de la biodiversidad. La presencia de rebaños de ovejas de la raza Merina de Grazalema y cabras Payoyas, que permiten unir lo útil con lo agradable, la conservación de la biodiversidad con una producción de quesos muy famosa en toda España.

Une formidable opportunité pour découvrir la nature en Andalousie: le séjour découverte de la province de Malaga. Ou laissez-vous tenter par une excursion à la journée.

La Sierra de Grazalema es la gran montaña de la Cordillera Bética occidental (Pico Torreón, 1 648 m) y la más accesible desde las ciudades de Sevilla, Cádiz, Jerez, Gibraltar y, por supuesto, la vecina Ronda. Esta condición explica su enorme popularidad desde la época de los viajeros románticos y de los primeros exploradores naturalistas del siglo XIX hasta nuestros días. El área del Parque Natural abarca más de 50 000 ha (500 km²) y tiene una densa red de senderos, lo que permite realizar caminatas muy hermosas por la Sierra.

El conjunto de montañas de piedra caliza domina las llanuras de la depresión del Guadalquivir y las marismas del Parque Nacional de Doñana. Grazalema ha sido el primer parque natural declarado en Andalucía en 1984, y por tanto uno de los más prestigiosos y visitados.

La sierra es la zona más famosa por la presencia del pinsapo (Abies pinsapo), abeto andaluz que se adapta esencialmente a un ecosistema húmedo, sombreado y fresco. Esto significa que la distribución de la especie está limitada por el clima mediterráneo tórrido de Andalucía. Las medidas del Instituto Meteorológico Nacional han forjado la leyenda de Grazalema como uno de los puntos con precipitaciones más elevadas en la Península Ibérica. Es cierto que la estación meteorológica local recibe en algunos años más de 2 000 mm de lluvia, pero es un resultado limitado a un área muy pequeña, un estanque en el desierto. El hecho es que el bosque de Pinsapos solo crece en la ladera norte de la Sierra del Pinar y que es necesario solicitar autorización al parque para acceder a él.

Grazalema es sobre todo un pueblo blanco, extremadamente encantador y agradable de visitar, refugio para viajeros y bandoleros, muy popular entre los andaluces. Ubicado a pie de un acantilado, dominando el valle agrícola del Guadalete y rodeado de picos y rocas, es uno de los hermosos pueblos blancos de Andalucía que ha logrado preservar su autenticidad y tranquilidad. Punto de partida para excelentes caminatas, campamento base ideal para el ecoturismo, especialmente por la calidad de sus servicios. En cambio, Grazalema puede haber monopolizado algo el interés en detrimento de los municipios vecinos y otras áreas del parque natural, como por ejemplo el macizo de Líbar (provincia de Málaga).

El parque alberga una colonia muy importante de buitres leonados (Gyps fulvus), el animal estrella, que no puede faltar durante una visita. Tampoco es raro observar la cabra montés (Capra pyrenaica hispanica), una especie endémica, a menudo discreta pero localmente abundante.

También es presente una especie muy rara, un endemismo ibero-magrébi, la amapola de Grazalema (Papaver rupifragum), de un bonito color naranja y, entre las lepidópteros merece la pena destacar la mariposa fritillaria andaluza (Melitaea aethiere), una especie amenazada cuyas mejores poblaciones en Andalucía se encuentran en el Parque Natural Sierra de Grazalema.

We offer a full Trek on the Sierra de Grazalema to discover its full potential and traditions.

Finalmente, y esto no es particular de Grazalema, es necesario señalar la importancia del pastoralismo para la conservación de la biodiversidad. La presencia de rebaños de ovejas de la raza Merina de Grazalema y cabras Payoyas, que permiten unir lo útil con lo agradable, la conservación de la biodiversidad con una producción de quesos muy famosa en toda España.